“Ir prácticamente de la chacra a Europa fue una experiencia única y extraordinaria” resalta el exbecario del Programa BECAL, Alcides Ramírez Caballero, oriundo de Paso Horqueta, departamento de Concepción. Él tuvo la oportunidad de viajar a España, donde realizó una Maestría en Estudios Territoriales y de la Población con énfasis en Ordenamiento de Territorio, Planificación Territorial y Desarrollo Local, en la Universidad Autónoma de Barcelona.

El trabajador social, egresado de la Universidad Técnica de Comercialización y Desarrollo (UTCD) es integrante de una numerosa familia, y cuenta que fue el primero en lograr un título universitario, siendo el séptimo de 13 hermanos. Impulsado por sus ganas de crecer todavía más, y así continuar con su aporte al desarrollo del país, decidió postularse a las becas ofrecidas por BECAL.

“Nunca imaginé que encontraría una oportunidad como la que me brindó BECAL. Pude especializarme en lo que me gusta, y, sobre todo, interactuar con profesionales de otras culturas y nacionalidades, experiencia que amplió la visión que tenía de la vida, que era bastante limitada”, relató Alcides.

En lo laboral, comentó que gracias a la Maestría pudo lanzarse como profesional independiente, logrando trabajar con varias agencias de las Naciones Unidas (NNUU) como la FAO, el PNUD y la OEI, y de esa manera consolidó su perfil profesional, principalmente, en el área social.

Asimismo, dijo que esta vivencia le abrió muchas puertas, ya que actualmente forma parte de una red de profesionales exbecarios, en el marco de la cual es posible articular acciones con instituciones del sector público, conocer de cerca el funcionamiento del Estado, y asumir desafíos para colaborar con los cambios estructurales que necesita el país.

“Actualmente integro el equipo consultor que promueve la instalación de la política pública llamada ¡VAMOS! Protección Social, cuyo principal objetivo es poner a las personas en el centro de las políticas públicas a lo largo de su ciclo de vida, que busca cambiar el paradigma de la gestión de los servidores públicos”, agregó.

Comentó que fue el único paraguayo y trabajador social de su aula de Maestría, donde pudo compartir con ingenieros, arquitectos y urbanistas de Italia, Colombia, Chile y España. “La riqueza cultural era impresionante, ya que todos cumplíamos roles en los trabajos académicos. Ahí pude derribar prejuicios y aprender a trabajar de manera interdisciplinaria, todo el tiempo era aprendizaje, y por supuesto, con muchos retos de por medio”, añadió.

Finalmente, nuestro exbecario anima a más compatriotas a postularse a las becas que ofrece el Programa BECAL, para que el capital humano avanzado siga creciendo, para el beneficio del país. “Sueño que los jóvenes formados y profesionales tomemos la rienda de la conducción de este país, y que seamos parte del cambio estructural, independientemente al rol que nos toque cumplir en la sociedad. Sueño que esta generación siga abriendo procesos de cambio en los diferentes ámbitos de la sociedad”, concluyó.